Para un operador logístico el conocimiento de las señales de mercancías peligrosas es algo totalmente imprescindible.

En la actualidad existen hasta 42 señales de tráfico ADR o de mercancías peligrosas.

Las señales circulares con marco rojo y fondo blanco hacen relación a prohibiciones. Estas señales suelen prohibir la entrada y circulación de camiones que vayan cargados con mercancías clasificadas como peligrosas.

Las señales azules indican todo lo contrario y hacen referencia a calzadas que son de uso obligatorio para los vehículos que transportan mercancías peligrosas.

Son mercancías peligrosas aquellas que pueden suponer un riesgo para la salud humana o para el medio ambiente. Entre ellas pueden encontrarse diversos tipos de explosivos, gases, líquidos inflamables, sólidos inflamables, materias comburentes, materias tóxicas, materias radioactivas, materias corrosivas y materias y objetos que presentan peligros diversos.

Para llevar a cabo un transporte seguro de este tipo de materiales el operador logístico debe contar en su flota con camiones adaptados para el transporte de la sustancia o material de que se trate. De igual manera deben respetarse unas exhaustivas normas de seguridad en las operaciones de carga, descarga y transporte, así como en el almacenaje. Todos los profesionales que trabajen con sustancias peligrosas deben tener formación específica en la materia para conocer cómo manipularlas y qué hacer en caso de accidente.

Los camiones que transportan mercancías peligrosas deben señalizarlo a través de dos paneles de forma rectangular y color naranja reflectante. Los carteles deben tener unas dimensiones determinadas (40 x 30 cm y 15 mm de espesor) para que sean bien visibles en todo momento y circunstancia.

La parte superior del panel indica el peligro que supone la sustancia transportada a través de un número de dos o tres cifras. En la parte inferior del cartel figura el número ONU, un dígito de cuatro cifras que indica la sustancia concreta que se está transportando.