Operador logístico

La concepción simple de la logística como servicio que se encargaba únicamente de transportar una mercancía desde un lugar a otro recurriendo en ocasiones al almacenamiento de la misma antes de llegar a su destino final, es algo que ha pasado a la historia.

En los últimos años el sector industrial y comercial ha pasado por un proceso de simplificación de procesos que ha hecho que muchas empresas hayan decidido externalizar toda su cadena de suministro, de forma que las empresas de logística deben ofrecer ahora un servicio mucho más integral que incluye actividades como la gestión de stocks, el servicio de almacén de control aduanero en Barcelona y otras localidades que son punto de entrada de mercancías al país e incluso el servicio de bolsas de cargas.

Los servicios de bolsas de carga o conectores son muy populares en otros países de nuestro entorno pero son algo relativamente reciente en España. A través de este servicio las empresas de carga pueden buscar mercancías que necesiten de un transportista, de forma que puedan aprovechar el espacio disponible en las unidades de transporte a la ida o a la vuelta para recoger y entregar otras mercancías que deban recogerse y entregarse en puntos que formen parte de la ruta de transporte originaria.

Este tipo de sistema permite a las empresas del sector logístico maximizar sus beneficios y evitar los viajes en vacío, a la vez que permite a las empresas que no pueden permitirse tener contratado de forma permanente un servicio logístico, poder contar con un servicio eficiente de envío de sus mercancías.

El servicio de conectores puede realizarse también a nivel internacional, por lo que en estos casos a las empresas que usan las bolsas de carga para enviar sus mercancías les resultará de utilidad emplear los servicios de empresas que cuenten además con un almacén de control aduanero.