logistica

El sector logístico está siempre en constante cambio para atender a las nuevas necesidades de los consumidores, por eso las empresas de almacenaje de Barcelona están siempre en constante innovación.

Si hasta hace unos años las empresas de logística se centraban en los portes proveedor-cliente, hoy en día es cada vez más habitual que las empresas diversifiquen sus servicios e incluyan servicios de logística urbana para trasladar los productos desde un minorista a un cliente final.

Este cambio ha estado impulsado por el gran auge del comercio electrónico a nivel mundial. Las formas de comprar cambian y por tanto la forma de gestionar los inventarios y de hacer el reparto de mercancías también deben cambiar.

Los almacenes ya no tienen grandes stocks que van saliendo de su ubicación de forma gradual. Ahora la tendencia es reducir el stock al mínimo imprescindible a fin de ahorrar costos e ir reponiendo mercancía a medida que la almacenada se va enviando a los clientes.

La logística actual debe ser eficiente y muy rápida. en el sector comercial actual apenas hay margen para algún tipo de retraso ya que la no llegada de la mercancía puede suponer la cancelación de un pedido y la pérdida de dinero por partida doble, por no haber efectuado finalmente la entrega y por el costo logístico en el que se ha incurrido para intentar que la mercancía llegara a tiempo a su destino.

Para que los nuevos procesos logísticos se desarrollen de forma eficiente es necesario contar con empleados cada vez más formados y especializados, pero también invertir en tecnologías que hagan el trabajo de los empleados más sencillo y en consecuencia más rápido.

Los almacenes cada vez están más automatizados y según la mayoría de los expertos la automatización del proceso logístico es el próximo reto a superar.