almacen

Cada vez son más las empresas que deciden contar con los servicios de un socio logístico y externalizar su almacén y las operaciones relacionadas con la logística. De esta forma las empresas reducen sus costos y pueden centrarse en otras áreas del negocio. 

La gestión logística es una tarea compleja que requiere de una gran inversión de tiempo y dinero por parte de las empresas.

Se trata además de un sector muy dinámico que está en constante cambio y evolución, lo que obliga a las empresas a estar constantemente informadas de los movimientos que se producen en el sector y a realizar acciones para mantenerse competitivas.

Todo ello consume recursos y tiempo y esa es precisamente la razón que está llevando a muchas empresas a tomar la decisión de externalizar su almacén.

Al externalizar las operaciones logísticas las empresas convierte un coste fijo en un coste variable y es que al externalizar el servicio sólo van a pagar por las cantidades que muevan, de manera que si mueven poca mercancía pagaran poco.

El confiar la gestión de stocks y almacenamiento a expertos del sector permite a la empresa contar siempre con un servicio eficiente y al día en todas las novedades que puedan ir apareciendo. Esta delegación del servicio de almacenaje en expertos supone además un ahorro de tiempo y dinero y el poder ofrecer a los clientes un servicio de mayor calidad.

Externalizar el almacén permite aligerar la estructura de la empresa y que ésta pueda invertir más tiempo y más recursos en otras áreas importantes como la gestión, la producción o las ventas.

Además hay que tener en cuenta que el contar con un socio logístico puede suponer para la empresa el encontrar nuevas oportunidades de negocio llegando a nuevos mercados.

En definitiva, la externalización de las labores de almacenaje puede reportar a la empresa importantes ventajas a nivel financiero y también a nivel operativo.