Calidad y optimización del picking en almacén


Calidad y optimización del picking en la logística

En logística y almacenaje se utiliza con frecuencia la palabra anglosajona “picking” para hablar de la preparación de pedidos. Esta es una pieza clave de la cadena de suministros pues impacta directamente en la calidad de servicio de los almacenes.

El picking no es una única acción sino que se trata de un proceso que llega a representar el más del 60% de los costes operativos de las empresas y es una de las más costosas dentro de la gestión de almacenes.

El proceso involucra las operaciones tales como: extraer, recoger, combinar, controlar y acondicionar los productos a entregar, y llevarlos a la zona de expedición. De ahí la importancia de examinar las maneras de optimizarlo para eliminar errores, minimizar contingencias y reducir significativamente los costes.

Tecnologías y mejoras para la optimización del picking

El proceso de preparación de pedidos por lo general tiene poca automatización, sin embargo, cada vez se integran más tecnologías que permiten mejorar la cantidad de tiempo que el personal destina a algunas tareas específicas, como los sistemas basados en radiofrecuencia (RFID) para la gestión de stocks e inventarios.

Aunque en general, la mayor cantidad de tiempo dedicado a la preparación de pedidos se emplea en los recorridos y extracción, por lo que una distribución eficiente del almacén es la clave para reducir los recorridos al mínimo, mejorando los tiempos de entrega y reduciendo significativamente los costos operativos.

Tipos de preparación de pedidos o procedimientos picking

La manera en la que se lleva a cabo el proceso es determinada por el tipo de servicio que brinda el almacén y las necesidades del cliente, y son básicamente dos:

Picking discrecional o inmediato: se realiza ‘pedido a pedido’ en el momento en el que la mercadería es solicitada por el cliente.

Picking programado: se lleva a cabo de forma periódica bajo un programa establecido, una vez confirmado el pedido, se realiza una consulta de stock y se prepara la salida de almacén. Este tipo de picking permite agrupar pedidos, utilizando una hoja de picking los operarios pueden extraer más productos en un solo recorrido, reduciendo el tiempo de esa fase para el conjunto de pedidos y, por ende, el coste de la mano de obra.

La dinámica organizativa interna del almacén es también determinante en el tipo de preparación de pedidos, ésta puede ser: de picking en estaciones, de múltiples funcionalidades según el tipo de productos que se trabajen, sobre todo utilizado en pedidos por unidad de alta rotación; o de picking in-situ, basado en preparar la mercadería manualmente, que es el modo tradicional y más utilizado en  pedidos por lote.

Sobre el autor