internacionalización de las pymes

La exportación es uno de los procesos más complejos que pueden enfrentar las empresas. Llevar y vender los productos fuera de las fronteras nacionales no es una tarea fácil y las empresas que deciden iniciar la aventura de la exportación deben hacer frente a un gran número de retos. A pesar de ello, gran parte de las pymes españolas optan por la internacionalización de productos o servicios.

Cuales son las claves para una exportación exitosa

Antes de comenzar con el proceso de exportación es importante que la empresa evalúe detenidamente cual es el mercado al que se quiere dirigir. En esta tarea un asesor comercial puede ser de gran utilidad a la hora de realizar estudios de mercado sobre países extranjeros e identificar que necesidades existen en cada mercado y cuales son las mejores maneras de acceder a ese mercado.

Para que la exportación tenga éxito es imprescindible que las mercancías lleguen a su destino de la forma más rápida y económica posible y en buenas condiciones. Conseguir este objetivo depende de conocer bien los medios e infraestructuras con los que cuenta cada país.

Al mover mercancías fuera de las fronteras de la Unión Europea hay que tener en cuenta que hay que pasar por los trámites de aduana. Para que la entrega no se demore es necesario que la mercancía vaya acompañada de la documentación adecuada. Aquí conviene recordar que cada país suele exigir unos requisitos diferentes para permitir la entrada de determinados productos dentro de sus fronteras.

Cuando una empresa quiere entrar en un mercado extranjero, siempre quiere hacerlo a lo grande y captar la mayor cuota de mercado posible, pero lamentablemente esto no es posible. En la mayoría de los casos la mejor manera de ahorrar costos e ir asegurando el posicionamiento en un nuevo país, pasa por empezar los envíos poco a poco e ir incrementando paulatinamente la presencia de la empresa, sus productos y/o servicios en el nuevo mercado.