El comercio electrónico ha sido un revulsivo para el sector de la logística en todo el mundo y uno de los grandes exponentes que hay actualmente es Amazon, quien parece ser que marca las pautas y en quien se inspiran muchas empresas.

No solo se trata de vender de manera online. esta clase de comercio es más compleja de lo que podamos pensar. Para los clientes es cuestión de registrarnos en una web y darle a un botón.

Para las empresas es algo más complejo porque supone que entren en juego muchos aspectos para conseguir que lo que compra el cliente llegue en las mejores condiciones posibles y en el menor tiempo a su casa.

(…)