El CRM es clave en las operaciones de almacenaje

Aunque todavía queda tiempo para Navidad, la gran mayoría de las empresas ya han comenzado su aprovisionamiento de cara a las fechas festivas.

Durante la Navidad se dispara el consumo de alimentos, bebidas y otros productos como el textil o la cosmética dedicados a regalos. En las semanas previas al comienzo de la Navidad los consumidores incrementan su ritmo de compras y es imprescindible para las empresas disponer del stock necesario para poder hacer frente al incremento de la demanda.

Hacer ajustes de stock en medio de la campaña es muy difícil, por eso el control de almacenes de logística en las semanas previas al comienzo de la campaña es tan importante.

Los empresarios deben trasladar a sus gestores de stock las previsiones de ventas para que los operadores encargados de gestionar el stock lo tengan todo listo para llevar a cabo las labores de aprovisionamiento durante la campaña de Navidad sin que se produzca desabastecimiento.

Cada vez con más frecuencia las compras de regalos se realizan a través de internet, lo cual supone todo un reto para las empresas de e-commerse y los operadores logísticos con los que trabajan.

En las semanas previas a la Navidad las empresas logísticas suelen reforzar su plantilla para que la preparación de pedidos fluya con mayor rapidez y para que los envíos puedan realizarse lo antes posible.

En el e-commerce la entrega rápida del producto comprado es esencial, pero cuando se trata de regalos de Navidad la entrega a tiempo es totalmente imprescindible y un mero retraso de un día puede suponer no sólo la devolución del artículo en cuestión sino también que toda la cadena de suministro se retrase.

Para evitar este tipo de problemas, el control de los almacenes de logística debe ser durante estas semanas todavía más estricto que durante el resto del año.