La facturación logística goza de un incremento del 2,3% respecto a las cifras del último año. Los sectores que mayor crecimiento están experimentando son el almacenaje y el transporte terrestre.