almacenaje

Muchas empresas no saben si necesitan o no realmente un operador logístico porque desconocen la definición de operador logístico y todos los servicios que pueden prestar las empresas de este tipo.

Se puede definir al operador logístico como aquella empresa o entidad que diseña los procesos de una o de varias fases de la cadena de suministro de sus clientes por encargo de aquellos. Organizando, gestionando y controlando esas operaciones para asegurar que la mercancía llegue a su destino en el tiempo acordado y en óptimas condiciones.

Las funciones del operador logístico han ido variándose y volviéndose más complejas a medida que los usuarios de este tipo de entidades han demandado procesos que aporten un mayor valor a su cadena de suministro.

Los operadores logísticos desarrollan una labor clave en las economías actuales ya que son los principales artífices de que la economía siga generando riqueza al permitir que las mercancías lleguen al consumidor final.

Existen diversos tipos de operadores logísticos. El operador logístico más común es el que se dedica al transporte por carretera, ejecutando los portes a través de su propia flota o de una flota subcontratada y respondiendo de la carga frente al cargador.

El operador courier es el especializado en reparto “puerta a puerta” con carácter urgente. Su servicio incluye la recogida de la mercancía en el lugar indicado por el cliente y la custodia y traslado de la misma hasta su lugar de destino.

El operador de logística integral es aquel operador que además del servicio de transporte ofrece servicios de valor añadido como servicios de aduana, preparación de pedidos, gestión de flujos, facturación y otros servicios de ingeniería logística. Se trata de un servicio muy extendido en la actualidad al permitir a las empresas externalizar todas las operaciones relacionadas con la logística y ahorrar así costos a la vez que mejoran la eficiencia de estas operaciones.