Armonización del sector logístico y de transporte con los hubs logísticos

La logística cambia incesantemente, pero en los últimos años la globalización a sido impactada fuertemente por el fenómeno ecommerce, con lo cual, el sector logístico y del transporte ha tenido que crecer a pasos agigantados.

Un indicador de competencia de mercados a nivel global han pasado a ser los nodos o hubs logísticos, lugares que concentran las mejoras logísticas que ponen en funcionamiento las capacidades y adaptación al comercio internacional.

Los hub logísticos cumplen funciones en facilitar las operaciones de la cadena de suministros, para lo cual necesitan la interconexión de redes de trasporte, así como una infraestructura industrial con tecnologías, instalaciones y equipos apropiados, para convertirse en el centro de las operaciones y conectarse con otros hubs.

Barcelona, entre los hubs a nivel mundial

Actualmente el transporte y la logística, junto con la optimización de estos nodos logísticos, afectan directamente los precios y disponibilidad de mercancías a niveles locales, regionales y nacionales.

Barcelona es el hub logístico de referencia en el Mediterráneo, integrando el Puerto, el Aeropuerto, la ZAL y el Consorcio de Zona Franca, y los retos se concentran en optimizar al máximo infraestructuras indispensables para la interconexión.

La ciudad es actualmente seleccionada por empresas nacionales e internacionales como plataforma estratégica  para cubrir la demanda o  ampliar la expansión en mercados vecinos.

Para presencia de representaciones de compañías con base en distintos puntos del globo, Barcelona ofrece llegar a 400 millones de consumidores en menos de 48 horas, así como reducir la huella de carbono y los costos logísticos en relación con otros hubs logísticos Europeos.

Los desafíos para las empresas del sector logístico y de transporte

Según el reciente informe de la consultora CBRE, “Hubs Logísticos Globales y Emergentes” el comercio global ha aumentado en un 600% en los últimos 35 años, gracias a la creación de cadenas de suministro globales.

El ecommerce crece a pasos agigantados en los últimos tiempos, y se espera que continúe creciendo e incluso que incremente el ritmo de crecimiento, con lo cual, el sector logístico se convierte en el principal aliado del sector producto.

Si bien, junto a esto, los hubs logísticos suponen mayor rentabilidad, las exigencias del cliente se armonizan con la velocidad de los mercados y el sector de transporte y logística se verá empujado a mejorar activamente su gestión para satisfacer tales requerimientos.