Diferencia entre eficiencia y eficacia en logística

La diferencia entre eficiencia y eficacia en la logística

Diferencia entre eficiencia y eficacia en la logística

Aunque desde hace décadas los términos eficiencia y eficacia están muy presentes en la gestión de empresarial, aún se producen algunas confusiones en el lenguaje doméstico, utilizándolas incluso indistintamente o como sinónimos.

Y si bien las definiciones podrían resultar similares, se trata más bien de conceptos que se aplican a cada paso de la administración y que requieren un balance para alcanzar los resultados deseados.

Eficiencia en el sector logístico

Se habla de eficiencia: cuando se busca lograr que la productividad u operativa interna tenga el mejor resultado consumiendo la menor cantidad de recursos posibles, es decir, que se logre la meta en la menor cantidad de tiempo posible al menor costo operativo posible.

En cuanto a la eficacia: es lograr el mayor grado de satisfacción de las necesidades reales del cliente.

Para simplificar, la eficiencia remite al “cómo” se llevan a cabo los procesos, mientras que eficacia habla de “qué” servicio de brinda. En otras palabras, los medios y el cumplimiento de los fines.

Efectividad en el sector logístico

Más allá del qué y el cómo, están la efectividad y la calidad. Estos son otros conceptos de la administración o gestión de empresas que se podrían expresar como el balance entre eficiencia y eficacia, determinando que se hace es lo correcto en el momento justo y al menor costo.

Podría decirse que, si nos situamos desde el punto de vista del cliente, la eficacia tiene más peso a la hora de contratar un servicio de logística enfocándose en que las mercancías se entregan en tiempo y forma, el servicio resulta según lo esperado.

La eficiencia, tiende a ser vista como una cuestión interna a razón de los costos operativos, por lo que podría suponerse que el cliente no pondera la cantidad de imprevistos que surgen -por ejemplo, al momento de preparar un pedido para expedición- siempre que reciba el producto según lo acordado, que el servicio sea efectivo.

Sin embargo, esa sería una visión demasiado imprecisa, ya que hoy en día tanto los clientes como la competencia, llevan a las compañías de todos los sectores a plantearse el negocio en términos de efectividad y calidad.

Brindar un servicio eficaz bajo la premisa de la eficiencia, brinda a un sector logístico cada vez más competitivo, la oportunidad de revisar los procesos operativos al punto de encontrar el balance que le permita ofrecer servicios de gran calidad a buen precio.

Sobre el autor