La preocupación por la salud y por el medio ambiente se ha extendido en los últimos años y cada vez son más los consumidores que demandan productos ecológicos, pero su petición va más allá y para ser coherentes con sus ideas también demandan un correcto envasado de productos ecológicos.

Los productos ecológicos, también conocidos como orgánicos o biológicos, son aquellos que han sido producidos sin usar productos químicos. Estos productos pueden estar procesados o no, pero en todo caso deben demostrar que carecen de residuos químicos.

Los productos ecológicos están destinados al consumo humano. Las personas que consumen este tipo de productos se preocupan por su salud y no quieren que los alimentos y bebidas que ingieren lleven rastros de productos químicos. Pero junto a esta preocupación por la salud está también una preocupación por el medio ambiente, ya que los productos químicos que se utilizan habitualmente en la producción de alimentos y bebidas suelen ser contaminantes.

Preparar productos ecológicos en envases que no lo son no tendrían sentido alguno, es por ello que han surgido últimamente empresas especializadas en envasado de productos ecológicos. Se traba de embalajes conocidos como eco-amigables, capaces de biodegradarse totalmente sin causar ningún perjuicio al medio ambiente.

El uso de envases eco-amigables para productos ecológicos está cada vez más extendido. Una de sus peculiaridades es que su precio suele ser algo superior al de otro tipo de embalajes, pero los consumidores que se preocupan por su salud y por el medio ambiente han demostrado estar dispuestos a pagar más a cambio de que las empresas renuncien al uso de ciertos embalajes en favor de otros que promuevan una mejor calidad del medio ambiente.

Conscientes de la gran importancia que tiene el medio ambiente para los consumidores, un gran número de grandes empresas están empezando a usar el envasado de productos ecológicos.