operador logistico

Los elevados nivel de contaminación en las grandes ciudades están llevando a entes públicos y privados a buscar soluciones que permitan que ciudadanos y empresas desarrollen su actividad con normalidad utilizando medios de transporte más ecológicos.

Recientemente se ha celebrado la Conferencia de la Federación Europea de Ciclo Logística. Esta entidad aboga por nuevas regulaciones que limiten el uso de vehículos contaminantes en las ciudades y ello a fin de impulsar el uso de otros medio de transportes no contaminantes como las bicicletas a pedales o eléctricas.

Los conferenciantes consideran que muchos servicios que hoy en día utilizan vehículos contaminantes podrían realizarse igual a través de bicicletas de pedaleo asistido. Este tipo de vehículos podrían usarse por ejemplo para los servicios de jardinería o para los servicios de reparto de comida a domicilio.

El uso de vehículos alternativos y no contaminantes supone un reto para cualquier operador logístico. En la conferencia no se trató a fondo la cuestión de qué hacer con los vehículos que son necesarios para la entrega de mercancías en las ciudades, pero si se hizo mención a la posibilidad de integrar los vehículos no contaminantes para desarrollar la conocida como logística de última milla.

Vehículos como las bicicletas de pedaleo asistido permitirían hacer la entrega de mercancías en la ciudad siempre que se trate de bultos que no sean voluminosos y resultarían de utilidad para las empresas que prestan el servicio de entrega exprés.

Todavía queda mucho camino para conseguir que el tráfico en las ciudades no sea un problema, pero todos los expertos coinciden en señalar que el uso de vehículos alternativos como la bicicleta no sólo reportaría beneficios al medio ambiente, sino que además reduciría los atascos, dando lugar a un notable ahorro de tiempo para particulares y empresas y acabaría a la vez con los problemas para encontrar estacionamiento.