transporte terrestre

Las dimensiones de los camiones que circulan por las carreteras europeas ha sido siempre una cuestión polémica.

A pesar de que en los últimos años se han armonizado diferentes normativas sobre pesos y dimensiones, muchos Estados miembros de la Unión Europea siguen manteniendo normativas estatales que hacen que el flujo de camiones entre países se complique.

En Europa camiones de diferentes dimensiones y longitudes circulan por las carreteras y para las empresas supone un quebradero de cabeza determinar cuales de sus vehículos pueden circular por un determinado país y cuales no.

La Asociación Europea de Logística de Vehículos (ECG), de la que forma parte la española CETM Portavehículos, lleva años reclamando una armonización de la legislación europea que permita circular por las carreteras de los Estados de la Unión Europea a camiones de transporte de vehículos de hasta 20,75 metros.

La armonización de esta normativa facilitaría el trabajo de las empresa del sector y de los conductores autónomos en toda Europa, haciendo además su trabajo más eficiente al permitirles cargar hasta tres coches más de los que pueden cargar los camiones actuales.

Este cambio beneficiaría a las empresas del sector, pero también al resto de ciudadanos, al reducirse el volumen de camiones de este tipo circulando por las carreteras y en consecuencia las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La petición del sector todavía no ha sido atendida, pero se ha dado un primer paso y el Parlamento Europeo ha incluido en el Libro Blanco del Transporte de 2011 una resolución en la que se compromete a revisar la Directiva 2015/719 relativa a las dimensiones máximas autorizadas de los vehículos antes de que llegue 2020. Para ello se solicitará informe del Parlamento Europeo y del Consejo antes de tomar una decisión sobre un posible cambio de normativa a nivel europeo.