La Guardia Civil de Murcia en colaboración con la Policía Local de Totana han cerrado con éxito la operación “Discogasoil”, esclareciendo así varios delitos de sustracción de combustible que se habían producido en camiones durante los últimos meses en la región de Totana.

La operación se puso en marcha a principios de año tras haberse producido diversos hurtos de combustible en vehículos de transporte profesional en la región de Totana. El operativo se ha saldado con seis detenidos, dos de ellos menores de edad.

Los hurtos se producían mientras los camiones estaban estacionados en travesías poco iluminadas. Tras abrir el depósito del combustible, en algunas ocasiones con fuerza y en otras sin ella, los presuntos autores dejaban garrafas para que se llenaran de gasoil y mientras tanto permanecían escondidos para disminuir al máximo el riesgo de ser descubiertos.

Los detenidos han sido acusados de dos delitos de robo con fuerza en las cosas y un delito continuado de hurto, al acumular más de cuatro faltas de hurto. Uno de los detenidos está acusado además de receptación por adquirir el combustible que había sido sustraído.

Desde la detención de estos sujetos no se han reportado más casos de sustracción de combustible a camiones en la zona de Totana, pero se cree que los detenidos podrían ser responsables de otras sustracciones de combustible que no han sido denunciadas.

El robo en camiones, ya sea del combustible o de la propia mercancía, sigue siendo uno de los principales riesgos a los que tienen que hacer frente las empresas de transporte. En las últimas semanas agentes de la Policía y de la Guardia Civil han detenido a varias personas presuntamente responsables de la sustracción de mercancías de camiones, entre ellas un transportista que fingió el robo de la carga que transportaba y dos jóvenes que fueron acusadas de sustraer cerveza de un camión de reparto.