operador logistico

En España y en la mayor parte de los países europeos el grueso del transporte de mercancías se realiza a través del transporte por carretera, con el incremento de las emisiones nocivas a la atmósfera que ello supone.

De unos años a esta parte uno de los principales objetivos perseguidos por la Unión Europea  es ralentizar el cambio climático a través de medidas que permitan obtener una mayor eficiencia energética tanto en el ámbito empresarial e industrial, como en el ámbito doméstico, y reducir a la vez las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. En el ámbito que nos atañe es caminar hacia un crecimiento logístico más sostenible.

Hace un tiempo la Comisión Europea puso en marcha el programa Auto-Oil cuyo objetivo era reducir la contaminación en el transporte por carretera.

Ahora Europa se está planteando poner en marcha una nueva edición de este programa, pero antes de adoptar medidas se quiere contar con los expertos del sector para elaborar una estrategia que produzca efectos positivos en el medio ambiente.

Antes de adoptar nuevas medidas la Comisión necesita saber cuál es la verdadera rentabilidad de los paquetes de medidas a adoptar y para ello ha publicado una invitación para que todos aquellos que estén interesados puedan participar en el estudio sobre la rentabilidad de los paquetes de medidas destinadas a reducir las emisiones provenientes del transporte por carretera.

Los colaboradores examinarán las medidas adoptadas durante el primer programa Auto-Oil y el resultado de las mismas con el objetivo de diseñar una metodología más adecuada que ayude a definir las normas de la Unión Europea en materia de calidad de aire.

Los expertos tendrán además la misión de analizar el comportamiento de las emisiones relacionadas con el transporte y elaborar un conjunto de medidas que sean útiles de verdad para combatir la contaminación provocada por el transporte a nivel regional, estatal y comunitario.