Huelga de estibadores

Huelga de estibadores

Mucho se ha oído hablar estas últimas semanas sobre la problemática del sector de la estiba y las implicaciones que una posible huelga pudiera tener en el conjunto de la sociedad, tanto a nivel del ciudadano, como de los trabajadores y de las empresas.

En este sentido, resulta imprescindible conocer el origen y las razones que han provocado la situación actual, y las posibles derivas que pueda tomar el caso de producirse finalmente una huelga de estibadores.

Vayamos por partes para ir desgranando los factores relevantes que pueden aportar luz para su comprensión desde la perspectiva de las tres partes implicadas: Gobierno, Patronal y Sindicatos.

 

¿Qué son los estibadores?

Los estibadores son los trabajadores portuarios que se encargan de cargar y descargar las mercancías de los barcos que llegan a los puertos. También tienen la responsabilidad de distribuir adecuadamente la carga en los buques en el menor tiempo posible y de tal forma que ocupen el menor espacio.

 

Conociendo el Origen del Conflicto

Para conocer las causas que han originado los sucesos actuales debemos remontarnos al 2014, cuando el Tribunal de la Unión Europea condenó a España por la existencia de un monopolio en el sector de la estiba. Dicho monopolio, que se aplica tanto al establecimiento como a la contratación, se articula a través de empresas denominadas Sagep (Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios), que imponen a las empresas que operan en los puertos a participar en dichas sociedades y contratar a los estibadores que se encuentren inscritos en ellas. La Unión Europea consideró que este caso atentaba directamente contra el principio de Libertad en los mercados, por lo que obligó a España a poner solución lo antes posible, existiendo una elevada multa en caso de incumplimiento.

 

La Sanción Impuesta a España

En la actualidad, España acumula una sanción por no disponer de legislación en la estiba tendente a la liberalización del sector. Concretamente, la multa asciende a 21,5 millones de euros, y seguirá incrementándose día a día, a razón de 134.107,20 euros/diarios si no se logra una rápida resolución.

Para evitar el pago de la sanción, que afectaría muy negativamente a las arcas del estado, el Ministerio de Fomento ha presentado a la Comisión Europea el Proyecto de Reforma del sector.

 

La Propuesta de Reforma presentada por el Ministerio de Fomento

El Nuevo Decreto Ley que ha desarrollado el Gobierno para la reforma del sector está en línea con los intereses defendidos por la Comisión Europea y ya cuenta con su aprobación. La propuesta de ley establece un marco regulador que liberalizará el establecimiento de las empresas y la contratación de los trabajadores. Es decir, toda empresa que quiera operar en el sector, no estará obligada a participar en ninguna Sagep ni deberá contratar obligatoriamente a trabajadores a través ella. Con ello, la empresa podrá directamente contratar a los estibadores sin intermediarios accediendo a bolsas de empleo portuarias o a empresas de trabajo temporal.

Para que el cambio pueda producirse paulatinamente y no suponga un cambio dramático en las condiciones actuales de todas las partes implicadas, el decreto ley contempla un período de 3 años para ir implementando la reforma. Así, durante el primer año, las empresas que quieran operar deberán realizar un 75% de las contrataciones a través de Sagep. En un segundo año, este porcentaje se reducirá al 50%, siendo en el tercer año de un 25%. Al finalizar los tres años, todas las Sagep deberán haber desaparecido o transformarse en empresas de trabajo temporal o en centros portuarios de empleo.

 

Las negociaciones entre sindicatos y patronal

Tanto la patronal como los sindicatos buscan una solución intermedia que permita la resolución del conflicto con los menores daños posibles. Sin embargo, la situación parece haberse encallado, ya que existen intereses enfrentados. La amenaza de huelga de estibadores sobrevuela el escenario y constituye un elemento crítico que puede dar al traste con la propuesta de reforma del Gobierno.

 

¿En qué consiste la Propuesta Sindical?

Desde el comienzo, los sindicatos de la estiba se han opuesto enérgicamente a la reforma que plantea el Gobierno. La propuesta sindical establecería la creación de un registro de trabajadores de la estiba que se adscribiría a los centros portuarios de empleo, obligando a las empresas a contratar directamente a trabajadores incluidos en estos registros, impidiéndose la contratación a través de empresas de trabajo temporal. La Comisión Europea no acepta esta propuesta, ya que supone el mantenimiento de un estatus privilegiado que impediría el libre acceso de nuevos trabajadores a la profesión ya que, por las informaciones de que se dispone, sólo los actuales estibadores podrían pertenecer a este registro.

A lo largo de la negociación, la propuesta sindical se ha ido moderando, llegando incluso a aceptar la no creación del mencionado registro de estibadores. En contraprestación, y con el fin de salvaguardar la continuidad de los actuales estibadores, proponen establecer un control sobre la formación que reciban los nuevos empleados, que debería realizarse en el puerto en el que comenzaran a trabajar. La propuesta sindical establece un proceso selectivo inicial y una formación práctica que oscilaría entre los seis meses y el año.

 

Estado actual de la tramitación del Decreto Ley

En el panorama actual, la reforma se encuentra a la espera de ser debatida por las distintas fuerzas políticas, necesitando su apoyo para lograr sacarla adelante y evitar con ello que la sanción impuesta a España siga aumentando.

Uno de los puntos de discordia que está dilatando la resolución del conflicto son las jubilaciones anticipadas, que la patronal propone que sean abonadas con fondos públicos, como también exigen los sindicatos.

Por el momento, la cuerda sigue tensa y la amenaza de una huelga de estibadores parece ser una realidad cada vez más tangible.