transporte terrestre

La bajada del diésel impulsa el transporte por carretera

El precio del barril de petróleo ha estado en constante bajada desde el año pasado y la previsión es que en los próximos meses su precio pueda seguir bajando debido al acuerdo entre Irán y los países occidentales que permitirá que el país vuelva a exportar petróleo. Esta bajada del diésel impulsa el transporte por carretera.

La caída del precio del petróleo se ha traducido en una bajada del precio de los combustibles, sin embargo consumidores y empresas siguen denunciando que el precio del diésel y la gasolina no baja en igual medida que lo hace el barril de Brent.

Aunque el verano suele ser una época de subida en los precios del combustible, la situación internacional ha hecho que se hayan encadenado hasta 10 semanas consecutivas de bajadas en el precio del gasóleo. En la actualidad el diésel es hasta un 4,9% más barato de lo que lo era a principios de julio. La gasolina por su parte encadena tres semanas de descenso de precios.

En comparación interanual el precio medio de la gasolina ha descendido un 8,6% mientras que el precio del gasóleo lo ha hecho un 14,9%. Esta bajada de precios ha influido de manera directa en el sector logístico, haciendo que empresas y transportistas puedan llenar sus depósitos por menos dinero, reduciendo así el coste de operatividad y permitiéndoles ofrecer a sus clientes precios más económicos, lo que se traduce a su vez en una mayor demanda del transporte por carretera por parte de aquellas empresas que requieren de empresas de transporte y logística.

De cara al futuro los expertos creen que el aumento de la producción de petróleo en países como Irán va a tener un efecto positivo en el precio de los combustibles dando lugar a nuevas bajadas de precio que consumidores y empresas podrían notar especialmente hacia el final del año. El precio actual del barril de Brent ronda los 50 dólares y se prevé que pueda llegar al mínimo de 46 dólares que marcó a principios de año.