La capacidad de carga en el transporte de mercancías

En el transporte de mercancías por carretera la capacidad de carga es un factor clave para seleccionar el servicio y el vehículo adecuados.

La mejor forma de llevar las mercancías de un lugar a otro se determina mediante el análisis de una cantidad de variables, donde la capacidad de carga constituye el factor clave.

La capacidad de carga se refiere tanto al peso como al volumen que un vehículo puede –y está habilitado- a soportar.

Clasificación de vehículos para el transporte de mercancías

Más allá del diseño, los camiones tienen una capacidad específica de carga que los instala en una categoría y, a su vez, otras características físicas que podrían determinar el tipo de rutas que podrá utilizar.

En la Unión Europea, los camiones para el transporte de mercancías tienen 3 categorías:

  • N1: hasta 3.500 kg.
  • N2: de 3.500 a 12.000 kg.
  • N3: más de 12.000 kg.

Pero, además de la clasificación normativa que generaliza en estas tres categorías, según el tamaño y características mecánicas, los camiones tienen un tipo de capacidad que permite diferenciarlos en diferentes tipos de vehículo:

  • Ligeros: cuya capacidad de carga está entre los 500 kg y las 2,5 toneladas.
  • Livianos: cuya capacidad está entre las 2,5 y las 3,5 toneladas.
  • Semilivianos: cuya capacidad está entre las 3,5 y las 4,5 toneladas.
  • Medianos: cuya capacidad está entre las 4,5 y las 5,5 toneladas.
  • Semipesados: cuya capacidad está entre las 5,5 y las 7,5 toneladas.
  • Pesados: cuya capacidad está entre las 7,5 y las 9 toneladas.

Los diferentes tipos de vehículo determinan también el tipo de licencia que requiere el conductor para realizar el servicio.

Así, determinar la capacidad de carga en torno a la contratación de un servicio de transporte resulta indispensable para establecer, no sólo el coste del flete, sino el tiempo que demandará la operación.

En Algevasa Logistics contamos con una amplia flota de vehículos y conductores profesionales para realizar operaciones en distintas capacidades de carga, tanto en peso como en volumen, distancias y otras características específicas que las mercancías requieran.