almacenaje

Un reciente informe sobre los niveles de exportación en las pymes ha puesto de relieve que las pequeñas y medianas empresas españolas están a la cabeza de las exportaciones en Europa.

Las pequeñas y medianas empresas forman una parte importante del tejido empresarial tanto en España como en otros países de nuestro entorno, pero a pesar de la notable presencia de estas compañías en el tejido industrial europeo, el 62% de las pymes europeas no realiza actividad alguna de exportación, aunque la mayoría de ellas reconocen que existe un gran potencial para la exportación en su entorno.

Las pymes españolas por el contrario no dejan pasar la oportunidad y tienen una larga tradición exportadora. En España casi la mitad de las pymes desarrollan actividad de exportación a otros países europeos y casi la mitad de las pequeñas y medianas empresas exportadoras envían al exterior hasta el 97% de su producción anual. Siguen a las pymes españolas en el ranking de los países más exportadores Italia, Francia y Alemania. Dentro del territorio nacional, las empresas con mayor predisposición a la exportación de sus productos se encuentran en País Vasco, Comunidad Valenciana, Madrid y Cataluña.

En un entorno cada vez más globalizado, las empresas de cualquier tipo y tamaño comienzan a ver el mundo como un mercado único y cada vez son más las pymes que se arriesgan a llevar sus productos más allá de las fronteras de su país.

El éxito de la internacionalización depende de muchos factores, pero uno de los aspectos clave para conseguir el éxito es contar con un buen socio en el área logística. Conocer el mercado en el que se está intentando entrar es totalmente necesario para desarrollar una estrategia de internacionalización exitosa, en este sentido el operador logístico puede llevar a cabo una labor de asesoramiento si conoce el mercado en el que la empresa intenta tener presencia.