El pasado mes de junio se llevó a cabo en Barcelona una nueva edición del Salón Internacional de  la Logística y la Manutención (SIL), que este año ha prestado especial atención a los desarrollos tecnológicos y a la medida en que estos pueden afectar de forma positiva al sector de la logística y el transporte.

Durante los tres días que duró el SIL (del 9 al 11 de junio) se desarrollaron diversas ponencias por parte de expertos que trataron diversos temas de interés para el sector. A través de ponencias y mesas redondas como “Smart Logistics” y “Smart Energy”, los asistentes pudieron ponerse al día de todos los avances en materia tecnológica y energética que pueden ser de utilidad en el sector de la logística.

En esta edición del SIL también se han tratado temas tan innovadores como las zonas de actividad económica inteligentes o los nuevos modelos logísticos para la distribución, basados en la creación de redes de puntos de conveniencia.

Debido a su creciente importancia en el ámbito de la logística, durante el Salón Internacional de la Logística y la Manutención no faltaron referencias al sector del comercio electrónico y al desarrollo de la logística inversa para garantizar la sostenibilidad de las ventas online.

Una de las novedades de este año es que ha sido la primera vez que se celebra la jornada “Smart Cities”, que ha estado dedicada a los enlaces inteligentes, haciendo referencia a los diversos vínculos que ahora y en un futuro cercano pueden establecerse entre las ciudades, los pasajeros, las actividades logísticas, la transmisión de energía e incluso las aplicaciones de las TIC.

Durante esta jornada se presentaron casos de éxito de ciudades como Marruecos o Barcelona en los que la logística urbana aplicada a grandes ciudades a través de enlaces inteligentes está contribuyendo a mejorar el sector logístico.