Los cambios en las tendencias de consumo, estrechamente ligados al uso de las nuevas tecnologías y al auge del e-commerce, están dando lugar a que en los últimos tiempos la logística de distribución tenga que hacer frente a nuevos retos relacionados con la distribución urbana.

Para las empresas de distribución ya no basta con mover grandes cantidades de mercancía de un lugar a otro, sino que además ahora deben incorporar nuevos servicios de paquetería que faciliten la entrega de mercancías en entornos urbanos.

El tema de la distribución urbana preocupa y mucho a las empresas del sector ya que supone para ellas enfrentarse a retos a los que no han tenido que enfrentarse hasta el momento.

Prueba de la gran importancia que tiene esta nueva tendencia es la jornada “Congreso Aecoc de Distribución Urbana” organizada por la Asociación de Empresas de Gran Consumo (Aecoc) y que el pasado día 18 de junio reunió en Barcelona a profesionales y empresas del sector de la distribución urbana para analizar el estado en que se encuentra el sector y los nuevos retos que las empresas deberán superar de cara al futuro más inmediato. Jornadas de este tipo son cada vez más frecuentes y a finales del año pasado se realizó otra sesión similar en Zaragoza.

A través de este tipo de eventos se pone de relieve cuales son las zonas más conflictivas en las que las empresas de distribución urbana deben trabajar y cuales son las mejores herramientas para ahorrar tiempo y costes.

Entre las conclusiones más habituales de este tipo de reuniones está la necesidad de fomentar la colaboración público-privada para mejorar la movilidad en las ciudades y la necesidad de que el transporte se adapte cada vez más a las necesidades de los consumidores, ya que son estos los que poco a poco están indicando a las empresas de distribución urbana cual es el camino que deben seguir, indicándoles cuales son sus necesidades o preferencias en cada momento.