almacen

Conseguir un sistema de logística y almacenes de éxito no es una tarea sencilla. Las cadenas de suministro son cada vez más globales y más complejas y requieren de una constante adaptación al entorno y las necesidades de empresas y consumidores.

Los últimos estudios llevados a cabo en materia de logística y cadena de suministro destacan que la clave para el éxito radica en una buena planificación de procesos.

Aunque esta información no es nueva, llama la atención que la mayor parte de los estudios llevados a cabo sobre esta cuestión pongan de manifiesto que muchos directivos todavía no están al tanto de las herramientas y mecanismos que pueden ayudarles a reducir costes y a optimizar sus procesos.

Conocer y evaluar el desempeño de los procesos que forman parte de la cadena de suministro es vital para saber qué medidas están funcionando bien, cuales se pueden mejorar y cuales deben ser directamente eliminadas por falta de resultados.

Conocer a fondo la cadena de suministro es el primer paso para poder tomar decisiones acertadas en materia de implantación de nuevas medidas. Pero no basta con ello, los expertos ponen de relieve la necesidad de evaluar nuevamente la cadena de suministro una vez que las nuevas medidas han sido implantadas, y todo ello para conocer su verdadera eficacia y para poder realizar los cambios que sean necesarios antes de que sea tarde.

Desde que se adquiere la materia prima hasta que el producto llega al consumidor final, una buena monitorización de procesos es la manera más sencilla y eficaz para desarrollar una estrategia logística que sea sólida y rentable y que sea capaz de ofrecer a los clientes valor añadido en el servicio que han demandado.

La mejora continua de la logística, el almacenamiento y el transporte es vital para que las empresas sigan siendo competitivas en el entorno actual.