Los consumidores españoles están cada vez más dispuestos a hacer la compra online de todo tipo de productos, el transporte se vuelve fundamental ya que la entrega de los productos adquiridos sigue siendo una de las principales barreras cuando se trata de progreso del e-commerce.

La ventaja de la compra online es que permite a los consumidores comparar precios e incluso poder adquirir productos que están a cientos de kilómetros de distancia. Sin embargo, para los consumidores el poder comparar precios ya no es suficiente y ahora demandan cada vez con más frecuencia mejoras en las entregas. Precisamente por ello el peso del transporte urgente express en el sector del e-commerce es cada vez mayor.

Los últimos estudios llevados a cabo sobre compras online ponen de manifiesto que los compradores no quieren esperar demasiado para recibir sus compras en casa. La mayoría de los consumidores creen que un plazo de 72 horas es más que suficiente para recibir en su domicilio un producto que han comprado en una tienda que esté ubicada en la Península Ibérica.

De hecho, establecer tiempos de entrega más largos pueden hacer que los consumidores desistan de sus compras y busquen empresas con una entrega más inmediata.

Una entrega más rápida de la mercancía requiere de un servicio urgente express por parte de las empresas de logística y en la gran mayoría de los casos los consumidores se muestran partidarios de pagar algo más por el envío de la mercancía a cambio de que el producto adquirido online llegue antes a sus manos.

El tema de las devoluciones también supone un reto. Los consumidores demandan servicios de devolución de mercancías que sean sencillos y que funcionen igual de rápido que los sistemas de entrega de mercancías, cosa que es más difícil de conseguir para las empresas de venta online y para sus socios del área logística.