Las nuevas tecnologías han supuesto toda una revolución en el ámbito industrial, comercial y en el sector de la logística y el transporte.

El desarrollo de nuevos programas informáticos, de nuevos medios de comunicación como las redes sociales o las nuevas fórmulas de almacenamiento de información en la nube, han permitido a las empresas del sector de la logística ofrecer un servicio más rápido, más eficaz y más económico.

En un reciente foro organizado por la multinacional de la informática IBM, los expertos han destacado que precisamente toda esa tecnología que ha facilitado el trabajo y las comunicaciones en muchos sectores económicos puede ser la puerta para que hackers y cibercriminales accedan directamente a la información de la empresa si no se mejoran las medidas de seguridad.

En un sector empresarial en el que la transformación e innovación en las empresas es totalmente necesaria de forma habitual para que puedan seguir siendo competitivas, la información se ha convertido en un arma de doble filo y el secuestro de datos en un negocio muy rentable para los ciberdelincuentes.

Los ataques siguen aumentando y los hackers son cada vez más sofisticados, haciendo que ninguna empresa esté del todo a salvo frente a este tipo de amenazas.

Los expertos defienden la implantación de medidas de seguridad integrales que sean capaces de proteger a las empresas frente a los nuevos retos de seguridad que están por llegar. Sistemas que sean capaces de detectar las amenazas y evitar los daños activando medidas que permitan salvaguardar los datos de la empresa tanto en sus dispositivos físicos como en los sistemas de almacenamiento de información remotos.

La colaboración entre empresas y Administraciones Públicas puede ser la clave para compartir información y diseñar un sistema de seguridad que permita mantener a salvo los datos que manejan las empresas.