Operador logístico internacional

Operador logístico internacional

 

En un artículo anterior, ya explicamos qué era un operador logístico integral y la importancia que tenía como aliado estratégico de la empresa.

En este artículo nos vamos a centrar en su vertiente internacional y en los aspectos más importantes que rodean esta figura.

 

¿Qué es un operador logístico internacional?

Comenzando por su definición, el operador logístico internacional es aquél que se encarga de las funciones logísticas de una empresa en el ámbito del transporte internacional. Es importante que el operador conozca todos los aspectos relacionados con el transporte internacional y esté familiarizado con ellos.

Si en la logística nacional, el operador constituía una pieza clave estratégica dentro de la compañía, cuando hablamos del transporte internacional, este aspecto cobra mayor relevancia, debido a su complejidad y a que las distancias son mayores y, en consecuencia, la mercancía debe recorrer un mayor espacio hasta su llegar a su destino. En este sentido, conseguir que el producto llegue en óptimas condiciones y en el plazo de tiempo estipulado son factores críticos para la empresa. Contar con un operador logístico internacional de confianza que cumpla estos objetivos es la mejor garantía de éxito.

 

El operador logístico internacional y la complejidad del transporte

Cuando hablamos de transporte internacional, hay que tener en cuenta una seria de variables complejas que deben considerarse para lograr que se realice adecuadamente. Todo ello exige una mayor cualificación y profesionalidad que debe cumplir el operador logístico internacional.

 

Medios de transporte internacional 

En el pasado, el transporte predominante era el ferroviario o por carretera. La llegada del contenedor multimodal, y el ahorro en costes que supuso, logró desbancar los medios habituales en favor del transporte marítimo, y por encima del transporte aéreo. Con el contenedor multimodal, se realizan cargas completas hasta que se llena el contenedor. Su transporte hasta el puerto marítimo y su carga en los barcos mediante puentes grúa, ha aligerado notablemente el gasto que supone la estiba, por lo que la reducción en los costes de transporte es notable.

 

Documentación necesaria en los trámites con el extranjero

Los trámites burocráticos en el despacho de la mercancía que va al extranjero son, en ocasiones, complejos y farragosos. Debe tenerse en cuenta la normativa del país de destino para evitar que la carga sea rechazada. Los trámites aduaneros también suponen una carga extra de trabajo administrativo que debe realizarse en los plazos y forma adecuados para evitar demoras en el transporte y almacenamientos innecesarios en los despachos de aduana que puedan encarecer el transporte.

 

Preparación y almacenamiento de la mercancía exportada

La preparación de la mercancía y forma de embalaje son también aspectos que hay que considerar muy detenidamente para garantizar que el producto llegue en condiciones óptimas a su destino.

Para escoger adecuadamente el embalaje, hay que pensar en el medio de transporte que se empleará y la duración del trayecto; las condiciones de almacenaje y manipulación de la mercancía; y las condiciones climatológicas, ya que no todas las mercancías pueden almacenarse a la intemperie.

 

Seguros requeridos en el transporte internacional

La protección jurídica en los tránsitos internacionales también tiene sus peculiaridades. Según la mercancía que se quiera asegurar y la ruta de transporte que vaya a seguir, se escoge el tipo de cobertura más adecuada. Lo más habitual suele ser contratar seguros que cubran los máximos riesgos de daño o extravío, sobre todo cuando la empresa está abriendo nuevos mercados.

 

Barreras a la importación

En algunos países, para proteger el comercio nacional, se articulan leyes que vetan y limitan la entrada de mercancías del exterior. Es necesario conocer en profundidad la legislación vigente del país de destino para evitar toparnos con límites a la entrada de productos que malogren la exportación.

 

¿Cómo escoger el operador logístico internacional adecuado?

Teniendo en cuenta que un buen servicio deberá entregar el producto en las condiciones adecuadas de forma y en el plazo solicitado, se hace necesario contar con un operador que nos de las garantías suficientes para evitar incurrir en costes derivados de un mal servicio: demoras en la entrega, desperfectos y daños en la mercancía, y otra serie de costes asociados a una gestión deficiente.

A la hora de escoger el operador que se va a encargar de la logística internacional de una empresa, debemos valorar los siguientes aspectos:

  • Experiencia y trayectoria, que acredite su conocimiento del transporte internacional y diligencia en el desempeño de todas las funciones relacionadas con el mismo.
  • Servicio personalizado y cualificado, adaptado a las necesidades de la empresa, prestando siempre un asesoramiento integral en todas las facetas que se requieran.
  • Disponibilidad en casos de urgencia, para solventar cualquier incidencia que se pudiera producir a lo largo del servicio logístico prestado.
  • Formación y adaptación a los cambios, para garantizar un servicio actualizado a las tendencias del sector y a las modificaciones que puedan producirse.
  • Empleo de aplicaciones tecnológicas, para mejorar la gestión logística en todas las tareas llevadas a cabo.

 

Algevasa ofrece servicios como operador logístico internacional. Nuestra profesionalidad y seriedad viene avalada por los clientes que año tras año confían en nosotros. Si necesitas un servicio de transporte internacional, no dudes en consultarnos. Te asesoraremos en la fórmula que mejor se adapte a tus necesidades.