Qué es una rotura de stock y cómo solucionarlo

Cómo atender a una rotura de stock y solucionarlo


Cómo atender a una rotura de stock

La rotura de stock, por falta o insuficiencia de productos almacenados para satisfacer la demanda del cliente, es un punto de ruptura en la cadena de suministro y, así como puede encerrar varios motivos, tiene también diversas formas de abordarlo.

Valorar los puntos de ruptura o prever roturas de stock

Los niveles de rotura de stock pueden medirse, principalmente, en los productos de rotación, es decir, aquellos que permanecen almacenados para ser periódicamente distribuidos y aprovisionados. Para los productos bajo demanda, que no tienen un mantenimiento de inventario más o menos estable, la falta o insuficiencia para satisfacer una demanda puede medirse de manera diferente.

Suele considerarse que la rotura de stock se asienta en una mala planificación de las ventas o una deficiente previsión de las ventas, pero no es sólo eso. También pueden tener impacto otras variables como las ventas irregulares guiadas por un cambio en el comportamiento del mercado o el retraso en algunas entregas de parte del proveedor.

Además, puede intervenir la tecnología (o una falta de conocimiento de ésta) donde se ingresan mal o falten datos, tanto para el control de stock como para realizar una buena previsión de ventas, de las condiciones del mercado o de los cambios de comportamiento de los consumidores.

Por otra parte, están los problemas relacionados con las comunicaciones internas, que pueden ocasionar conflictos con los proveedores o errores en los pedidos de insumos, así como la capacidad operativa o escases de personal encargado de la reposición.

Los efectos de una ruptura y rotura de stock

La falta o insuficiencia de productos de reposición o para satisfacer la demanda del cliente traen diversos problemas que, mal abordados o desatendidos, podrían impactar negativamente en la sostenibilidad del negocio a mediano y largo plazo.

Ante la posibilidad de manejar la situación en el momento, buscando alternativas para hacer efectiva una entrega y cumplir con el cliente, se generan costes en la administración y los transportes urgentes. Pero por otro lado, al incumplir con una entrega, además del costo de las ventas no realizadas, se desgasta la relación comercial con los clientes.

Sin una solución única, suele tomarse la opción de aumentar el inventario, esto podría resultar en un error y aumentar los costos.

Las tecnologías de la información y la comunicación proveen actualmente de muchas herramientas para afrontar estas situaciones, tanto desde el enfoque de mejorar la planificación, como en la previsión de comportamientos del mercado y otras variables útiles para evitar la rotura de stock.

Sobre el autor