La logística de almacenamiento que necesita tu empresa


La forma de gestionar el almacenaje impacta en la rentabilidad del negocio ¿Ya sabes qué tipo de logística de almacenamiento necesita tu empresa?

Dispongan o no de un almacén, las empresas otorgan una cantidad de recursos a la gestión sistemática de mercancías.

La conservación de estos bienes, así como la administración eficiente de los recursos destinados a ello, requiere una cantidad de actividades que componen la logística de almacenamiento.

Las funciones que se incluyen en este concepto abarcan la recepción, ubicación, control, carga, resguardo, transporte, picking y embalaje, en virtud de las características de los productos (estado sólido, líquido, explosivos, tóxicos, perecederos, etc.) y del proceso (manufactura, distribución, etc.).

Para la optimización de almacenes se requieren profesionales especializados que se encargan de la planificación, organización y coordinación, así como herramientas tecnologías que tienen cada vez mayor incidencia en la gestión.

Clasificación en la logística de almacenamiento

Más allá de los sistemas y la aplicación de avances tecnológicos, los tipos de logística de almacenamiento se diferencian en función de las características de los materiales con los que trabaja la empresa:

  • Almacenamiento de materias primas: forman parte de la producción primaria y suele requerirse cerca de la planta de producción pues requieren un tipo de gestión específica según su naturaleza.
  • Almacenamiento de productos intermedios: los que se encuentran semielaborados y también suelen necesitarse de forma inmediata por lo que se almacenan cerca o dentro de la misma fábrica.
  • Almacenamiento de accesorios: sirven de forma auxiliar por lo que puede destinárseles una gestión diferencial.
  • Almacenamiento de productos terminados: según las características del ciclo y las condiciones de acopio, se establece una forma de gestión y un sistema para garantizar la disponibilidad de los productos para su distribución.
  • Almacenamiento de refacciones: destinados a reparar unidades, generalmente vinculado a la posventa o logística inversa, por lo que su gestión es radicalmente distinta.

En conclusión, la logística de almacenamiento sirve para regular y mejorar el flujo de materiales, información y valores desde su obtención hasta su venta.

Para satisfacer las necesidades de cada tipo de gestión ante la logística de almacenamiento que su empresa necesita, ALGEVASA cuenta con un equipo de profesionales especializados que le asesorarán en las mejores soluciones.