Retos de la logística del siglo XXI

Los retos de la logística del siglo XXI, almacenaje y transporte

 

Los retos de la logística del siglo XXI

La evolución de las tecnologías ha puesto en marcha muchos cambios en los diferentes sectores del mercado y el sector logístico ha tenido que afrontar diversos desafíos para acoplarse a su influencia. Durante la última década, con el crecimiento del comercio electrónico, se requiere una alineación completa de la logística que articule con las necesidades comerciales.

En el negocio del siglo XXI, las ventas online, uno de cada tres españoles realizan compras por internet, las cuales llevan un compromiso de entrega de entre 24 y 72 horas. Sin duda, esto implica todo un reto para el sector de la distribución.

La logística en Barcelona, con 5 millones de habitantes entre ciudad y área metropolitana, tiene que afrontar el desafío de transformarse para adaptar tanto el transporte como el almacenaje de mercaderías.

Consideraciones para el transporte

La logística no sólo involucra el transporte de entrega al consumidor sino también los transportes de mercadería desde y entre almacenes y centros de distribución.

Una de las circunstancias que tiene cada vez más importancia para la logística en Barcelona es la congestión del tráfico, con un efecto directo sobre la distribución al cliente, pero también como dificultad operativa de la cadena de suministros; si bien hay planes para la implementación de transportes más sostenibles y eficaces, una gran cantidad de mercaderías siguen transportándose por carretera.

Consideraciones del almacenaje

Cada vez hay mayores variables a considerar para realizar un almacenaje eficiente de los productos, teniendo en cuenta el ciclo de vida de productos a la vez que los flujos de demanda en los mercados.

Algunas compañías tienen tanto almacenes como centros de distribución en diferentes puntos estratégicos de la ciudad, mientras que otras optan por el gran almacenamiento en la contratación de servicios de almacenaje para algunas de las fases de suministro. En ese sentido, los almacenes también necesitan evolucionar e instalar soluciones tecnológicas para dar soporte a los requerimientos comerciales de abastecimiento inteligente.

La logística en Barcelona ha dejado de ser un departamento más en las compañías para transformarse en una pieza clave que trabaja mancomunadamente con el marketing y las ventas.

Sobre el autor