Los tipos de almacenaje de mercancías de los que dispone tu empresa


Los tipos de almacenaje de mercancías de los que dispone tu empresa

Al momento de emprender la búsqueda de una solución de almacenaje de mercancías resulta indispensable conocer los términos básicos en cuanto a tipos de almacenaje.

El resguardo de mercancías, productos, materias primas o repuestos, así como otros bienes que la empresa necesite almacenar, segmenta a los almacenes en diferentes tipos, según las funciones y servicios que estos pueden ofrecer.

Tipos de almacenes según sus características y ubicación

Según el grado de protección que el espacio de almacenaje ofrece a las mercancías, se distinguen por dos tipos:

  • Almacén a cubierto: con total protección de las condiciones atmosféricas, e incluso con espacios con condiciones específicas en su interior para productos que requieren temperatura, iluminación, ventilación o humedad controladas.
  • Almacén a descubierto: con protección perimetral pero sin otra infraestructura de resguardo para las mercancías.

La ubicación, por su parte, tiene gran importancia en la cadena de suministro y está determinada por la situación del negocio según los siguientes tipos:

  • Almacén central: ubicado cerca de la planta de producción y donde se controla el inventario principal para destinarlo a otros almacenes.
  • Almacén regional: ubicado estratégicamente dentro del radio de puntos de gran consumo, lo que permite asegurar el abastecimiento a mayoristas y minoristas de manera rápida y eficiente.
  • Almacén temporal: cuya ubicación está determinada por una demanda específica y está destinado a favorecer el servicio al cliente.

Provisión de servicios logísticos integrales

Antes de seleccionar un almacén también es necesario conocer los regímenes que podrían resultar más apropiados para satisfacer la necesidad del negocio.

Las formas de contratación de almacenaje distingue a los almacenes en:

  • Almacenes de alquiler: utilizados principalmente para cubrir una necesidad puntual de almacenaje, pues no requieren de inversiones iniciales ni se asumen gastos de mantenimiento puesto que no cuentan con servicios adicionales.
  • Almacenes en renting: un sistema muy similar al alquiler, pero que ofrece servicios que determinan el pago de costes asociados al mantenimiento.
  • Almacenes en leasing: un sistema que permite adquirir el almacén mediante el pago periódico que suele incluir servicios de mantenimiento.

Por otra parte, se encuentran los servicios logísticos integrales, que ofrecen múltiples ventajas en cuanto a flexibilidad sobre los métodos y sistemas de almacenaje pensados para la gestión de las mercancías.

En Algevasa Logistics ofrecemos diferentes servicios de almacenaje con la posibilidad de seleccionar el tipo de servicios logísticos asociados y determinar un plan ajustado a las necesidades permanentes, periódicas o esporádicas de almacenaje.