autas para trabajar con un operador logístico

autas para trabajar con un operador logístico


Pautas para trabajar con un operador logístico 

Trabajar con un operador logístico atraviesa diferentes momentos, para los cuales hay algunas pautas que facilitarán la oportunidad de fortalecer la confianza.

Son cada vez más las empresas que deciden externalizar, todas o algunas, de sus operaciones vinculadas a la cadena de suministro, y es allí donde un operador logístico de confianza resulta indispensable.

Sea por que se decide ampliar la comercialización o el alcance de la distribución, un operador logístico pude ayudar en gran medida a reducir costes y aumentar la rentabilidad.

Pautas sencillas para trabajar con un operado logístico

Para comenzar y mantener una buena relación con esta pieza clave del negocio, algunas de las áreas básicas en las que habrán de enfocarse los esfuerzos son:

  • Comunicación: los canales de comunicación organizacional funcionan de ida y vuelta, pero para que exista precisión habrán de establecerse responsables, personas encargadas del contacto en cada uno de los departamentos que tengan relación con estos aspectos de las operaciones, así como un encargado de las decisiones.

En el ámbito de la comunicación entran también las responsabilidades de seguridad en la gestión de datos, tanto de ambas empresas como de clientes y proveedores, por lo que será necesario regular estos aspectos para cumplir con la normativa.

  • Integración de sistemas informáticos: la cadena de suministro es un ámbito con complejidades, pero el avance de las tecnologías ha permitido contar con más información, incluso en tiempo real.

La integración de las tecnologías para saber en cada momento dónde está el producto permite, además de llevar la trazabilidad de forma segura y eficaz, realizar previsiones para un servicio más flexible y adaptado a las fluctuaciones de la demanda.

  • Costes y sobrecostes: muchos servicios están estandarizados, por lo que resulta sencillo establecer una tarifa para determinadas acciones, pero también existen servicios adicionales.

Entender la dimensión de los servicios contratados y otros costes que pueden aparecer en la facturación resulta indispensable mantener una coordinación eficaz con el operador logístico.

Con estas pautas iniciales será posible y mucho más sencillo elaborar indicadores, fijar metas y revisar las métricas con un enfoque win-win en la relación con el operador logístico.