Cargo truck

Hace unos meses el Ministerio de Fomento planteó establecer la obligatoriedad de que los camiones circularan por las autopistas de peaje como medida alternativa a las carreteras nacionales, finalmente la medida no será obligatoria sino voluntaria y entrará en vigor el próximo 1 de julio.

Tras negociaciones entre asociaciones de transportistas, empresas del sector y el Ministerio de Fomento, se decidió que la circulación de camiones dedicados al transporte logístico por las autopistas de peaje sea una medida opcional para los camiones de cuatro o más ejes. Otro de los cambios sobre el plan original de Fomento es que los 20 tramos inicialmente propuestos han quedado reducidos a seis, con un total de 326 kilómetros.

La medida entrará en vigor el próximo 1 de julio y los tramos en que se aplicará un descuento del 50% para los camiones que decidan utilizar las autopistas de peaje serán: Villalba-Villacastín, Dos Hermanas-Jerez Norte, Lleida-Montblanc, Rubena-Armiñón, Puxeiros-Porriño-frontera con Portugal y León-Campomanes.

El objetivo de esta medida es mejorar la seguridad vial, descongestionando de tráfico pesado algunos de los tramos de carretera más empleados por los conductores de turismos, especialmente durante los operativos especiales de tráfico y optimizar el uso de las diferentes infraestructuras, permitiendo a los transportistas ahorrar tiempo en sus desplazamientos.

Por el momento el plan de desvío voluntario de tráfico pesado desde las carreteras convencionales hacia las autopistas de peaje funcionará en una versión piloto hasta el próximo 30 de noviembre y se calcula que la medida podría beneficiar a 1,3 millones de vehículos pesados. El coste total del programa piloto será de 10 millones de euros.

Tras la finalización del programa piloto se llevarán a cabo diferentes estudios en profundidad de los datos obtenidos a fin de tomar futuras decisiones sobre la viabilidad de aplicar esta media en otras carreteras y sobre la cuantía de las bonificaciones a aplicar.