Trazabilidad al servicio de la logística

La trazabilidad al servicio de la logística

La trazabilidad al servicio de la logística

El término trazabilidad ha ido ganando importancia reciente en todos los sectores, ya que se trata de la identificación de los productos para seguirlos e indagar en cada una de las etapas de de la cadena de suministro. En la gestión logística tiene gran importancia y puede, al mismo tiempo, proporcionar información para mejorar prácticas en la calidad del servicio.

Principales utilidad de la trazabilidad en logística

En la trazabilidad están implicados un conjunto de procedimientos que, sobre todo, permiten conocer la situación actual de la mercadería, pero también conocer el historial de ubicaciones, trayectoria, tiempos de estancia y demoras entre sitios. Generalmente está compuesto por identificaciones de tipo código de barras, código QR o RFID (Radio Frequency Identification).

Entre las ventajas de la trazabilidad en la gestión de almacenes se encuentra la automatización de entrada de datos de de la mercadería en el sistema informático, optimizar la preparación de pedidos, el control de las expediciones, el examen rápido del stock y flexibilidad en el servicio.

Además, permite indagar en el proceso del producto desde su origen, así como garantizar el control y la revisión ante cualquier contingencia. Entre otros, permite evitar la mezcla de lotes o de traspasos entre almacenes y tiendas o centros de distribución.

Tecnologías y estandarización de la trazabilidad

Los sistemas de trazabilidad involucran tecnologías para el registro, acopio, lectura y análisis de los datos. Las identificaciones incluyen elementos tanto para los productos individuales, como para los embalajes y bultos o palets, todos ellos se ingresan e imprimen con software mayormente desarrollados a medida.

Para productos de algunos sectores existen regulaciones específicas y estándares internacionales para su identificación y componentes, como en los productos agroalimentarios y farmacéuticos. Por su parte, los estándares GS1 constituyen un lenguaje común muy utilizado en Europa para identificar, capturar y compartir los datos a lo largo de la cadena de suministro.

Sobre el autor