transporte terrestre

El pasado 6 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea la Directiva 2015/719, que modifica la Directiva 96/53 por la que se establecen las dimensiones máximas autorizadas en el transporte nacional e internacional y los pesos máximos autorizados para determinados vehículos de carretera que circulen dentro de las fronteras de la Unión Europea.

La Directiva entró en vigor el pasado 26 de mayo, pero España tiene de plazo hasta mayo de 2017 para transponer la Directiva al ordenamiento jurídico nacional.

La nueva normativa provocará nuevos cambios en el sector de la logística y transporte, haciendo que ciertos camiones deban adaptar sus dimensiones a los nuevos dictámenes europeos, aunque en esta ocasión los cambios no son demasiado importantes en comparación con la normativa actual.

Las novedades afectan esencialmente a los vehículos que instalen equipos aerodinámicos, ya sea por utilizar motores híbridos de propulsión o por transportar determinados contenedores multimodales. La legislación establece que aquellos vehículos que deseen instalar dispositivos aerodinámicos podrán hacerlo rebasando las longitudes máximas que prevé la legislación actual, siempre que ello no suponga una modificación en la longitud disponible para la carga.  En aquellos casos en que los dispositivos aerodinámicos superen los 50 cm.  de longitud, deberá haber una homologación previa a su comercialización.

Desde la Unión Europea se está promoviendo la eficiencia energética en todos los ámbitos y para ello también se está incentivando el uso de combustibles alternativos en los vehículos comerciales. La nueva Directiva también hace referencia a este tipo de vehículos y permite el aumento de la tara en vehículos propulsados por combustibles alternativos como la electricidad, el gas natural o el hidrógeno entre otros, a fin de que puedan instalar baterías u otros dispositivos de almacenamiento sin que ello afecte a la capacidad de carga que pueden transportar.