93 712 17 65 algevasa@algevasa.com
Cadena de valor en la logística interna y externa
Cadena de valor en la logística interna y externa
Cadena de valor en la logística interna y externa

 

La cadena de valor en la logística interna y externa

En el marco conceptual de lo que se llama cadena de valor, tanto las gestiones logísticas externas como internas pueden suponer ventajas competitivas para la empresa.

Por definición, en las distintas etapas de la producción el producto se va enriqueciendo, y esto ofrece una experiencia diferencial al consumidor que es el motivo por el que lo sigue eligiendo.

Examinando las actividades estratégicas que se llevan a cabo dentro de ambas dimensiones de la logística, es posible considerar las funciones, el balance de costes y la posibilidad de ponerlas en valor de cara a las ventas.

 

Cadena de valor en logística internas

Se trata de los procesos que se llevan a cabo dentro de la misma empresa y permiten llevar el flujo de materiales desde el abastecimiento hasta la salida del producto final para su distribución.

Elaborar estrategias de escalamiento hacia objetivos concretos ofrece la oportunidad de obtener resultados directos en la reducción de costes, pérdidas por roturas y disponibilidad de recursos.

Las actividades en este ámbito se desarrollan en las siguientes fases:

  • Recepción de la mercancía,

donde debe optimizarse el análisis de datos para contar con una previsión precisa sobre cuándo y cómo llegarán los productos o materias primas.

  • Incorporar al almacén,

ubicando la mercancía en la mejor posición para su conservación y manipulación eficiente, considerando la accesibilidad y rotación entre otros factores.

  • Procesos de manipulación,

que impactan directamente en la consideración de los clientes, pues deben considerarse mejoras en los procesos de picking, packing y dispositivos de seguimiento en tiempo real.

 

Cadena de valor en logística externa

Una vez finalizado el proceso de producción, los productos salen para su distribución y es en las fases involucradas en este proceso fuera de la empresa donde es posible agregar más valor al producto con alcance directo en el cliente.

En los últimos tiempos, estas etapas alcanzaron un gran nivel de sofisticación por la complejidad que supone una mayor cantidad de canales de venta, más allá de la tradicional tienda física y el e-commerce.

De la logística externa forman parte:

  • Distribución;

con llegada a los clientes finales o consumidores, en un tiempo aceptable y al menor coste.

  • Medios de transporte;

donde se valora la relación entre tiempo y costes para satisfacer la entrega al cliente en las mejores condiciones, en el menos tiempo y al mejor precio.

  • Operaciones de trasbordo;

cuando se estima la necesidad de utilizar un nodo de distribución para almacenar temporalmente las mercancías que luego continuarán su transporte hasta el cliente, y donde es necesario analizar las condiciones que ofrece una tercera parte.

  • Soporte de operaciones;

considerando la incorporación de tecnologías más eficientes para integrar los distintos departamentos y ofrecer un servicio con valor agregado al cliente, como el seguimiento en tiempo real, líneas de atención y servicio de consultas.

  • Logística inversa;

que ha de considerarse en el mismo nivel de calidad como servicio para un cliente fidelizado y satisfecho.

En estas fases de la logística interna y externa, que se dan en un ciclo continuo dentro de la organización, la alianza con un operador logístico permite optimizar los recursos disponibles.

Algevasa Logistics ofrece servicios en logística dedicada, mediante proyectos integrales y a medida, además de operaciones especializadas en transporte y almacenaje.