La pujanza del e-commerce sigue animando la inversión en logística
The rise of e-commerce continues to encourage investment in logistics

The rise of e-commerce continues to encourage investment in logistics

El e-commerce sigue animando la inversión en logística atrayendo a inversores internacionales, su expansión crece y alcanza a más consumidores.

Durante el año 2019, el mercado logístico en España atrajo un volumen de inversión que superó los 1.500 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,5% respecto al año anterior.

Según los expertos, si bien se ha registrado una caída en las operaciones del comercio electrónico en algunas grandes ciudades, como Barcelona y Madrid, las inversiones extranjeras podrían contribuir a ampliar la red logística.

La Zona Centro fue la principal receptora, con un 43% del volumen total de inversiones, y Catalunya le sigue, con un 24%, pero se registró también un gran incremento en Andalucía y Aragón.

Esto está alineado con las tendencias para 2020, que prevén un enfoque ampliado a otras ciudades y a que el sector alcance un volumen de inversión similar al registrado en 2019.

Principales cambios registrados en la inversión orientada a la logística

El análisis experto de las inversiones durante 2019 permite conocer cuáles son las tendencias para los próximos meses de 2020.

El origen de la inversión es una de los cambios registrados durante 2019, que puso de manifiesto un incremento del 5% en las inversiones de origen Estadounidense, alcanzando el 45% de las inversiones durante el año.

En ese mismo sentido, las inversiones españolas en el sector logístico continuaron reduciéndose, pasando de un 32% en 2018 a un 13% en 2019.

La seguridad y estabilidad que ofrece la inversión en el sector, de la mano de la rentabilidad de los activos logísticos, que se situó por encima del 5% durante el último trimestre, emplaza a España muy cerca de los mercados maduros de la región.

Estos factores, junto con un mercado e-commerce en expansión, impulsan el interés de los inversores, especialmente, en las empresas de capitalización media.