93 712 17 65 algevasa@algevasa.com
fases de la recepción de mercancías
fases de la recepción de mercancías
Fases de la recepción de mercancías

 

Las fases clave de la recepción de mercancías

Las actividades que se llevan a cabo en la zona de recepción del almacén logístico están organizadas bajo un proceso que incluye fases clave para su correcta gestión.

Las mercancías que llegan a un depósito de almacenamiento pueden proceder de diversos y múltiples lugares, desde la fábrica propia o de terceros, así como de otros almacenes propios o de diferentes proveedores.

El proceso de recepción de mercancías involucra varias etapas, que comienzan antes de la descarga del transporte, y se extiende hasta el momento en que estas llegan a una situación referida dentro del almacén.

En algunos casos, las mercancías están sujetas a reglamentos particulares, e incluso pueden requerir un aislamiento en zona de cuarentena antes de entrar en una nueva etapa de la gestión de almacenaje.

 

Descarga, recepción  y clasificación de mercancías

Las fases clave de la recepción de mercancías compendian una serie de actividades que se desarrollan en la descarga, recepción y clasificación:

  • Constatar la documentación: un albarán o nota de entrega que debe ser comprobado antes de descargar la mercancía del transporte para constatar que es el destino correcto y asignar un muelle de descarga.
  • Inspección de las mercancías: observando las condiciones y cantidad de bultos, incluyendo integridad del embalaje, y anotando cualquier desperfecto en la copia del albarán que se devuelve al proveedor.
  • Recuento físico de los artículos: realizando un reconocimiento exhaustivo de la mercancía en cuanto a cantidades, modelos, tamaños y otras referencias específicas según el artículo.
  • Registro de recepción: enviando copia con los detalles de la mercancía recibida y las observaciones al proveedor a los departamentos de contabilidad, facturación, etc.
  • Acondicionamiento de la carga: muchas veces las unidades de recepción no son compatibles con las de almacenamiento y debe realizarse un ajuste a las unidades de manipulación para su gestión dentro del almacén.
  • Clasificación y etiquetado: para su correcto almacenamiento por referencia, las unidades logísticas se clasifican y codifican para su posterior ubicación en las estanterías.
  • Almacenaje por referencias: además de la rotación, las características del producto determinarán la ubicación en el almacén, pues algunos pueden requerir condiciones especiales, tanto por temperatura como por peligrosidad.

En Algevasa Logistics trabajamos con una amplia oferta de servicios que se ajustan a los requerimientos de almacenaje para diferentes sectores industriales.

Contamos con superficies de depósito propias, lo que permite garantizar condiciones específicas para diversos productos, así como el servicio de picking y transporte además logística dedicada.