Funciones del departamento de logística
Principales funciones del departamento de logística

 

Principales funciones del departamento de logística

Con el precipitado avance del comercio electrónico, todas las empresas han de conocer en detalle cuáles son las principales funciones del departamento de logística.

Incluso cuando se trata de pequeños emprendimientos, que aún no han dado el pomposo nombre de “departamento” o “área” a estas actividades, resulta imprescindible conocer cuáles son las funciones que se incluyen en lo que llamamos logística.

Ya que la logística abarca mucho más que el almacenamiento y transporte de mercancías, es importante considerar el término en la amplitud de la planificación y gestión del flujo de materiales entre los proveedores, la propia empresa y los clientes.

En esa amplia visión de la logística, se encuentran involucrados una serie de protocolos y sistemas de control para la mejora continua para alcanzar el objetivo de satisfacer, al menor coste posible, la demanda en cantidad, tiempo y lugar acordados.

Las 5 funciones clave de la logística

Dentro del gran proceso logístico, sea cual sea el tamaño del negocio, existen 5 funciones básicas para lograr un adecuado nivel de servicio:

  • Control de inventario. Llevar un control de stock es básico, y conlleva también analizar los motivos por los cuales se producen diferencias o roturas de stock para evitarlas o reducir su impacto.
  • Operaciones en almacén. Incluye el conjunto de recursos materiales y humanos que llevan adelante diferentes procesos dentro del almacén, donde también es importante recudir errores, coordinando correctamente los métodos organizativos de almacenamiento, entradas y picking.
  • Transporte de distribución. Conocido también como “última milla”, pues se trata del trayecto que recorren los productos hasta el comprador, y donde es sumamente importante la planificación de rutas y el proceso de entrega al cliente con el menor impacto ambiental.
  • La localización de los productos en todo momento es clave, pero también es importante llevar un control riguroso de las condiciones en las que el producto se encuentra en tiempo real y tener la posibilidad de reconstruir todo el recorrido a posterior. Las tecnologías aquí juegan un rol clave para garantizar la accesibilidad a esta información y para analizarla en pos de mejorar el proceso.
  • Logística inversa. Ya no es una opción, el ciclo inverso que recorre la mercancía es una parte central en la elección de los productos por parte del cliente. En ese sentido, tener definidos los procesos de devolución, los controles de calidad y los embalajes adecuados para el retorno del producto, son aspectos básicos de la logística actual.

En logística, el establecimiento de objetivos cuantificables para cada una las operaciones dentro de cada una de estas cinco funciones resulta crucial.