Sistemas de almacenaje como ventaja competitiva

Sistemas de almacenaje como ventaja competitiva

La cima de la comercialización de productos se apoya en la sólida base del sistema de almacenamiento que condiciona la competitividad del negocio.

Así lo reconocen las más grandes y consolidadas empresas dedicadas a la fabricación y comercialización de productos al consumidor final, y resulta también conveniente a diversas industrias.

El objetivo principal de los sistemas de almacenaje es la posibilitar la gestión eficiente de las mercancías para alcanzar y abarcar una mayor cuota de mercado.

La gestión no acaba ni se inicia en el almacén mismo, sino que se trata de una cantidad de procesos que aseguran una recepción, almacenamiento, manipulación, preparación de pedidos y distribución de manear coordinada.

Características de los sistemas de almacenaje

Para optimizar el sistema de almacenaje es fundamental contemplar el tipo de mercancías y, sobre todo, su rotación.

Considerando estas variables, se distinguen:

  • Sistema de almacenaje convencional: se utiliza para unidades individuales combinadas con mercancías en unidades de carga como pallets, pues se adapta para permitir el acceso a cargas de cualquier volumen y peso.
  • Sistema de almacenaje compacto: utilizado para grandes cantidades de pallets, lo que permite aprovechar al máximo el espacio, tanto en altura como en superficie a través de estanterías con carriles y calles de carga.
  • Sistema de almacenaje dinámico: se utiliza para la rotación perfecta, cuando la carga cumple con criterios de entrada y salida específicos, utilizando estructuras que incorporan rodillos o en pendiente utilizando la gravedad.
  • Sistema de almacenaje móvil: presenta similitudes con el sistema convencional, aunque utiliza rieles en su estructura para desplazar y compactar las estanterías aumentando la capacidad del almacén.
  • Sistema de almacenaje automático o semiautomático: opera con translevadores y equipos robotizados, tanto para pallets como para unidades individuales. Minimiza los riesgos en la manipulación y facilita el inventario.
  • Sistema de almacenaje autoportante: una solución que permite el aprovechamiento máximo de la superficie donde se instala la carga, debido a que las estanterías son el soporte mismo de la estructura del almacén.

En Algevasa Logistics ofrecemos diversas soluciones de almacenaje basadas en las necesidades de su negocio para contribuir a sentar las bases de una estrategia logística orientada a aumentar la competitividad.